Hacer visible lo invisible

comunicaciondesarrolloÉstas fueron las apropiadas palabras de Rosa María Calaf en las jornadas de Periodismo Social celebradas hace unos meses en Madrid. Precisamente, éste debe ser el compromiso ético del periodista ante la sociedad: llegar donde otros no llegan, hablar de lo que nadie habla, mostrar una realidad la mayoría de las veces desconocida.

Éste fue uno de los temas que se trataron el miércoles pasado en el programa radiofónico “Hablemos de Derechos Humanos”, que realiza cada semana la Fundación Internacional Baltasar Garzón en colaboración con Uniradio Jaén. La comunicación para el desarrollo y el periodismo solidario y social fueron los ejes centrales de este programa. Para tratar acerca de ellos, tuvimos con nosotros a Juan de Sola, presidente de Agareso (Asociación Gallega de Reporteros Solidarios), y a Laura Ruiz, voluntaria de la asociación.

La comunicación para el desarrollo va más allá del compromiso del periodista o del periodismo ético. Se trata de un concepto que surgió en el siglo XX y, en un principio, se refería a las estrategias de comunicación que se comenzaron a utilizar para la mejora de la calidad de vida de los países del Tercer Mundo. Sin embargo, otro concepto más moderno y con enfoques mucho más participativos es el que incluye la ONU en su descripción: “el diálogo para el desarrollo y la necesidad de facilitar la participación y el empoderamiento de las personas pobres.”

Según Juan de Sola, la comunicación para el desarrollo “abarca muchas posibilidades. Por un lado, busca sensibilizar a los países ricos para que la presión social sobre determinadas situaciones del sur permita que se mantengan políticas de Cooperación Internacional”. Para él, la comunicación no sólo debe servir para hacer visible lo invisible, sino que debe ser un concepto que permite desarrollar y dotar de habilidades a personas, colectivos y sociedades con ciertos riesgos.

Agareso nace en 2008 y, desde entonces, ha llevado a cabo diversos proyectos, relacionados con la intervención en centros penitenciarios, atención a personas discapacitadas o ayuda humanitaria en el exterior.

En uno de estos proyectos se embarcó este verano Laura Ruiz, voluntaria de la asociación. Ella viajó hasta El Salvador para “la construcción de una radio comunitaria, un concepto mucho más desarrollado en Latinoamérica y del que deberíamos aprender”. Una cosa que le llamó mucho la atención de allí es su “sistema de organización asambleario y su conciencia de grupo, donde todos tienen algo que decir, donde todos cuentan y participan”. Se da, precisamente, una comunicación mucho más fluida y más igualitaria entre todos los estratos de la sociedad.

Desde la FIBGAR, creemos firmemente que la comunicación es poder. Por ello, tal y como explican Juan y Laura, debe convertirse en un elemento que permita el desarrollo y el empoderamiento, la obtención de las herramientas necesarias, a todos aquéllos que lo necesiten. A través de la comunicación, se pueden arreglar las cosas, y hacer justicia.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Hacer visible lo invisible

  1. Pingback: Hablemos de Derechos Humanos | Una realidad (in)visible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s