“Yo no quiero ser el enemigo”

Éstas palabras fueron pronumujeresnciadas por Hagar Roublev. Ella inició el movimiento Mujeres de Negro, en Israel. Ella se negó a ser el enemigo de palestinos. Ésta es una de las 70 semblanzas que llenan el libro `1325 Mujeres Tejiendo la Paz´. 25 autoras y 40 diseñadores gráficos dan voz y color a estas historias.

¿Por qué 1325? En el año 2000, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprueba la Resolución número 1325. Las mujeres entran a formar parte de las negociaciones de paz; se ve más allá de la visión de la mujer como víctima.

El programa radiofónico “Hablemos de Derechos Humanos” de esta semana, llevó por título “La Era de las Mujeres”. Hablamos con Laura Alonso, de CEIPAZ, y socia fundadora de la `Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad´. Ella, como coautora del libro descrito anteriormente, nos comentó todos los entresijos de éste. Nos desveló que, gracias a la labor de Periodismo Humano, tanto en su implicación como en su difusión, `1325 Mujeres Tejiendo la Paz´ cuenta con su propio hueco en la red, en el espacio virtual de este medio de comunicación para el desarrollo. “No podemos hablar de paz, de justicia, de democracia… si excluimos a la mitad de la población” –afirmó Laura. Desde FIBGAR, nos sentimos acordes con estas palabras, e invitamos a conocer estas historias movilizadores e impulsoras de cambio, porque creemos que, en el cambio está la evolución.

Asimismo, hablamos con Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, que aportó grandes dosis de realismo al programa. En un mundo donde el “etiquetar” está a la orden del día, Yolanda nos aclaró las definiciones de feminismo y machismo. El sentido peyorativo que se le ha otorgado a la palabra feminismo, no ayuda mucho a dicha doctrina social favorable a la mujer, y que sólo pretende exigir para las mujeres los mismos derechos que para los hombres –así lo define la Real Academia Española-. Al contrario de la definición de machismo, actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres, el feminismo no tiene ninguna connotación negativa. ¿Por qué quieren concedérsela? Aún en la actualidad, permanece latente ese atisbo, -o mejor llamarlo brecha-, de iniquidad, de desigualdad.

Por su parte, Yolanda puso sobre la mesa algunos ejemplos. La violencia de género, sigue siendo uno de los temas más complejos, “un tema con múltiples aristas en el que se debe impulsar un cambio social y cultural”, añadió. También, nos habló de un enfoque intercultural. El concepto de “doble discriminación”, se ve reflejado en mujeres inmigrantes, discriminadas respecto a su cultura y su género.

Desde el año 2011, se celebra en España el Día de la Igualdad Salarial. De esta forma, se pone de manifiesto que las mujeres siguen cobrando menos en el ámbito laboral, por trabajar las mismas horas y en los mismos puestos que otros trabajadores del sexo contrario.

Campañas sensibilizadoras se llevan a cabo para concienciar a jóvenes de la capacidad de la mujer. La complicidad de los hombres es necesaria, para no empequeñecer la figura de ésta.

Desde aquí, nos unimos a ese activismo en defensaq de los derechos y libertades, y denunciamos esas “convenciones sociales” que, a veces, los vulneran. Esas normas que, como responden a costumbres, ya creemos que son lícitas.

Imagen: Victoria Catón Alonso

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s