Hablamos de Derechos Humanos, hablamos de autismo

Cada año, el día 2 de abril, se celebra el Día Mundial para la Concienciación sobre el Autismo. Este trastorno, a pesar de tener una alta prevalencia entre la población mundial, sigue siendo un gran desconocido para la sociedad. Las personas que padecen autismo, pequeñas o mayores, rara vez tienen la ocasión de acceder a los espacios públicos o de participar en los encuentros de la vida cotidiana, por lo que continúan siendo, aún hoy en el siglo XXI, invisibles para nuestro día a día.

Coincidiendo también con el Día Mundial de la Salud (7 de abril), numerosos organismos han dedicado su trabajo a la reflexión de las necesidades de las personas con autismo y sus familias, haciendo especial hincapié en la importancia del trabajo conjunto para alcanzar el objetivo común de la inclusión, así como en dar a conocer en mayor profundidad este trastorno, desechando mitos y estereotipos.

“El autismo no está restringido a una sola región ni a un solo país; es un reto de alcance mundial que requiere medidas a nivel mundial.[…] Ahora es el momento de obrar en pro de una sociedad más inclusiva, poner de relieve los talentos de las personas afectadas y velar por que haya oportunidades para que puedan desarrollar su potencial”. Éste fue el mensaje del Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, el pasado 2 de abril de este mismo año.

El Autismo, o Trastornos del Espectro Autista (T.E.A.), pertenece a los Trastornos Generalizados del Desarrollo (T.G.D.), llamados así porque afectan a todo el desarrollo de la persona. Se trata de un grupo de trastornos muy heterogéneo, por lo que se considera un “espectro”, más que un trastorno con rasgos fijos. Este espectro está caracterizado por alternaciones cualitativas en la comunicación social, unidas a un patrón de intereses y comportamientos restringidos y estereotipados. Debido a esto, las personas con autismo tienen dificultades en las relaciones sociales, o en situaciones novedosas e imprevistas. Los TEA están presentes desde el nacimiento, pero comienzan a manifestarse alrededor de los 3 años de edad. Por este motivo, son difíciles de diagnosticar, ya que además, sus formas clínicas son muy diversas.

Los problemas con que las personas con autismo se encuentran en su día a día afectan a muchos aspectos de la vida: la dificultad de acceso a una educación inclusiva en la enseñanza pública o el futuro de las personas adultas con autismo, son sólo algunos ejemplos para reflexionar sobre si realmente estas personas ven satisfechos sus derechos como ciudadanas y ciudadanos. Por ello, este día está dedicado a dar a conocer a la población la importancia de una inclusión real para todas las personas, especialmente en el ámbito educativo.

Desde “Hablemos de Derechos Humanos”, se ha querido dedicar un espacio para profundizar en ese trastorno tan desconocido, arrojando un poco de luz y apoyando la concienciación en la población, a través del conocimiento y la comprensión. Sólo con el trabajo conjunto de todos los sectores de la población, podremos alcanzar de verdad una sociedad igualitaria en la que cualquier persona tenga cabida.

Trailer del documental: “Otras voces: una mirada diferente sobre el autismo”.

En nuestro programa de radio, pudimos hablar con la psicóloga de perfil clínico-educativo, María Luis de Morán -autora de este artículo-; Christian Loste, director de FAM; e Iván Ruiz, psicoanalista y director de “Otras voces: una mirada diferente sobre el autismo”. Si quieres escucharlo, cliquea aquí: http://uniradio.ujaen.es/programas/hablemos-de-derechos-humanos/podcast

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s