Chile 1973-2013. Reconocer la verdad, actuar con justicia, alcanzar la reconciliación.

c1dad224f1e84e1261345699a0a9f2b2El 11 de septiembre de 1973 se produjo el golpe de estado que convirtió a Chile en una dictadura y a Augusto Pinochet en uno de los más crueles dictadores de la historia. El 16 de octubre de 1998 se admite a trámite la querella contra Augusto Pinochet y otros por los delitos de genocidio, terrorismo y torturas, dentro del Sumario 19/97 Pieza III relativa al denominado “Plan Cóndor” interpuesta por Baltasar Garzón. Los crímenes cometidos entre estas dos fechas, están en la base de todo lo que defendemos y por lo que trabajamos en la Fundación Internacional Baltasar Garzón pro derechos humanos y jurisdicción universal.

Hoy hace 40 años, el 11 de septiembre de 1973, se produjo un hecho violento, ilegal, antidemocrático y tristemente más habitual de lo deseable en la vida política de América Latina. Ese día, los altos mandos de las fuerzas armadas de Chile entre los que se encontraba Augusto Pinochet, Comandante en Jefe del ejército chileno, derrocaron el gobierno de Salvador Allende de ideología socialista y con ello una de las más estables democracias latinoamericanas.

Comenzó entonces un periodo de dictadura militar que duró 17 años y que se caracterizó por la vulneración sistemática de los derechos humanos con una crueldad inusitada que hizo habitual: la tortura, la desaparición forzada de personas y el robo de niños. Además de la eliminación de la libertad de expresión, la supresión de los partidos y de los órganos de gobierno democrático.

Las consecuencias de aquellos años, más 2.000 asesinados, casi 1.000 desaparecidos, 30.000 torturados, han dejado una huella indeleble en la memoria del país que llega a este 40 aniversario dividido.

Existe un vínculo entre este hecho y la creación de la Fundación Internacional Baltasar Garzón, un compromiso de su presidente y de todos los que trabajan con él, no mirar a otro lado, no considerar que los crímenes de lesa humanidad son una cuestión interna y circunscrita a la justicia nacional. En esta fecha afirmamos una vez más que “La jurisdicción universal es un instrumento ‘fundamental’ en la lucha contra la impunidad en unión con otros principios igualmente necesarios con la misma finalidad de “dar protección integral a las víctimas” y de que los crímenes masivos no se queden sin su castigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s