Contra los CIEs y las redadas indiscriminadas

ciesLa Ley española y los Convenios Internacionales impiden realizar acciones discriminatorias en función de criterios étnicos. Sin embargo, el Ministerio del Interior – con el acuerdo de la Unión Europea –, lleva a cabo indiscriminados ‘controles de frontera’, controles individuales de identidad o redadas cuyo único criterio tomado en cuenta es la apariencia (sea la raza, la etnia, el origen, la clase, el género, la opción sexual…), extendiendo el racismo y la desconfianza por la sociedad .

Son por tanto una muestra más del clasismo y la xenofobia imperantes en el sistema actual, pues “criminalizan la libertad de movimientos de las personas procedentes de países de la periferia económica”, como afirman las Brigadas vecinales de Observación de Derechos Humanos, una iniciativa ciudadana nacida para denunciar la persecución que sufren los inmigrantes en los sistemáticos controles policiales. Las Brigadas pretenden detener este tipo de actuaciones discriminatorias promoviendo el conocimiento de nuestros derechos; servir de respuesta frente a las políticas de control y represión policial, haciendo visible la vulneración de los derechos y libertades para acabar con la indiferencia social y promover así la solidaridad y el apoyo mutuo. Su propósito común es visibilizar el rechazo que se hace desde los barrios a estas prácticas, coordinándose con otros colectivos que estén actuando en el mismo ámbito.

La falta en estas redadas de autorización de residencia y trabajo –para cuya obtención se imponen estrictos requisitos–, no supone un delito sino una falta administrativa. Sin embargo, el discurso policial de ‘seguridad ciudadana’ trata de justificar las habituales reclusiones en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIEs). Éstos se convierten en una suerte de cárceles racistas donde los derechos de los inmigrantes son anulados durante estancias que pueden alargarse hasta 60 días. Precisamente, con el objetivo de cerrar estos espacios de tránsito discriminatorios, surge el colectivo Ferrocarril Clandestino, una red de apoyo y acción conjunta que denuncia también la injusticia de la Ley de Extranjería española y de la política migratoria europea en las que “se niegan los derechos fundamentales de los inmigrantes, situándoles en la extrema vulnerabilidad”.

Puedes leer varios testimonios visitando  http://carcelesracistas.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s