Esclavitud infantil, encadenar el futuro

Iqbal Masih. Contra la esclavitud infantil
Iqbal Masih. Contra la esclavitud infantil

Hace a penas tres semanas, recordábamos aquí las nefastas consecuencias de la esclavitud y su mantenimiento en la actualidad, hoy ponemos la mirada en la infancia. El Día contra la Esclavitud Infantil se celebra el 16 de abril, en memoria de Iqbal Masih, niño esclavo asesinado el 16 de abril de 1995, si han leído bien, hace 19 años. No estamos hablando de hechos del pasado, se trata del presente y del futuro de millones de niños en todo el mundo.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), 5 millones de niños trabajan en régimen de esclavitud, además 168 millones de niños trabajan, 85 millones efectúan trabajos peligrosos. Trabajan en la economía sumergida, a escondidas de la sociedad y son invisibles, con lo que es más difícil ayudarles. Se calcula que 1,2 millones pueden ser victimas de la trata de personas; unos 5,7 millones, víctimas de la servidumbre por deuda u otras formas de esclavitud; 1,8 millones, víctimas de la prostitución y/o la pornografía y que en torno a 300.000 son reclutados como niños soldados.

Los niños y niñas son el futuro del mundo y si permitimos que sean maltratados, explotados, esclavizados o violados, encadenamos nuestro futuro y especialmente el de los países pobres en los que se concentran estos hechos. En la región de Asia y el Pacífico, 78 millones de niños de 5 a 14 años trabajan; en África subsahariana (59 millones), en América Latina (13 millones) y en África del Norte y Oriente Medio (9 millones).

No hay situación de trabajo infantil normalizado, todos son casos de esclavitud o explotación. Hay que tomar conciencia de nuestra participación en esta situación, cada vez que compremos algo, sepamos dónde se fabrica y a ser posible sepamos en que condiciones se trabaja en ese país. El traslado de la producción a países con mano de obra barata ha hecho ganar a las grandes marcas y ha mejorado las cifras macro económicas de esos países, pero eso no significa que mejoren las condiciones de los trabajadores de las empresas ni de los ciudadanos de los países que consienten el trabajo infantil.

Anuncios

Un pensamiento en “Esclavitud infantil, encadenar el futuro

  1. Pingback: Ningún niño trabajando | afavordetodos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s