Ciudadanía y violencia de género

Miguel Lorente Por Miguel Lorente, profesor de Medicina Legal en la Universidad de Granada y ex delegado del Gobierno en Violencia de Género. Estará presente el día 23 en el curso en prevención de violencia de género organizado por la fundación Fibgar y la Universidad de Jaén.

Con frecuencia la idea de ciudadanía se entiende como objeto de la política, cuando en realidad es al contrario y como tal debe entenderse: la ciudadanía es la que tiene que condicionar la política a través de la exigencia, pero sobre todo, del ejemplo que nace del compromiso y de la voluntad de alcanzar aquello que se reivindica y se vive.

Una política nunca será muy diferente a la convivencia democrática, y cuando lo es, la consecuencia es clara y directa en el posicionamiento crítico de la sociedad, y en las protestas que conlleva. El progreso se produce de ese diálogo entre sociedad e instituciones, entre ciudadanía y política; y cuando la sociedad no exige o la política no responde al problema existente, el resultado es la continuidad de las causas y circunstancias que lo originan. La historia de la desigualdad y de la violencia de género está llena de silencios, de pasividad, de distancia… Todo ello porque la cultura creada por los hombres a su imagen y semejanza situó a las mujeres en ese peldaño inferior, donde los golpes podían llegar bajo las circunstancias que ellos decidieran. La normalidad ha sido el principal cómplice de esta violencia, y por ello debemos cuestionarla.

El curso “Acciones preventivas en violencia de género: Desde las políticas públicas a la acción ciudadana”, pretende poner de manifiesto estas circunstancias existentes en la raíz del problema, unas raíces profundas en el tiempo y hondas en los valores que dan significado a la realidad, de ahí que aún sigan dando esos frutos envenenados que tratamos de erradicar.

Y para ello se llama a ese diálogo crítico y exigente entre la ciudadanía y las instituciones, siendo conscientes de que quien tiene la palabra deben ser los propios ciudadanos y ciudadanas, de ahí la responsabilidad individual en la demanda de políticas y en la acción ciudadana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s