Los derechos de los pueblos indígenas, en peligro

Este fin de semana se celebró el Día Internacional de los pueblos indígenas, una fecha para celebrar la multiculturalidad y las tradiciones diversas que se fijó hace 20 años por Naciones Unidas. Desde entonces, se ha ganado en visibilidad y dignidad para las personas que forman este colectivo pero aún pertenecen a los grupos más vulnerables en función de ingresos, nivel educativo, mortalidad infantil y expectativa de vida, entre otros. El choque entre su cultura ancestral y el sistema económico que domina en el mundo se traduce en presiones, tensiones y conflictos.

Indigenas del cauca colombianoAunque el derecho internacional les ampara en la teoría, estas garantías no se ven en la realidad. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas es una de las más importantes en la que se precisan los derechos colectivos e individuales de los pueblos indígenas, especialmente sus derechos a sus tierras, bienes, recursos vitales, territorios y recursos, a su cultura, identidad y lengua, al empleo, la salud, la educación y a determinar libremente su condición política y su desarrollo económico. Su predecesora, la Convención 169 de la OIT, también es muy importante ya que fomentó la perspectiva del respeto por la diversidad y sobre poniéndose a la mirada que empuja a integrar o asimilar una cultura dominante.

Pero en la práctica el avance no es tán rápido. Según un informe de Amnistía Internacional publicado en estos días, los pueblos originarios – como se denominan las poblaciones indígenas en América- están más propuestos a sufrir la violencia de conflictos como el Colombiano, a ser desplazados forzosamente por la deforestación en la Amazonía o a ser objeto de la violencia sexual y reproductiva como la denunciada en Perú.

El derecho a la educación es un ejemplo de cómo se vulneran a diario estas garantías. El número de indígenas que acceden a la educación superior occidental es limitado, en parte a las barreras económicas y culturales que la sociedad les impone. Por eso desde FIBGAR tenemos como proyecto las becas étinicas para indígenas y afrodescendientes en colaboración con la Universidad Javeriana de Cali. De esta manera pueden formarse de estudios como medicina, derecho o psicología aunándolos a los saberes ancestrales de su comunidad.

Puedes apoyar este proyecto aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s