La memoria silenciada

06_MEMORIA HISTÓRICACon Motivo de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, FIBGAR realizó la campaña 7Días 7DDHH, en la que nuestros expertos analizaron diversos aspectos y asuntos sobre los que hoy debemos recapacitar. En este artículo hablamos de Memoria Histórica

Sheila Vélez. Periodista. Responsable del Área de Memoria Democrática.  FIBGAR

Hace un par de días leía en la prensa que en Berlín se debatía sobre nuestra memoria. Bajo el título Silenciar o recordar, un auditorio esencialmente alemán abordaba las diferencias entre España y Alemania a la hora de enfrentar los crímenes ocurridos durante nuestras recientes dictaduras. Desde la perspectiva alemana, decía el artículo, existe en España un gran déficit hacia la superación de nuestro pasado.

Sigue leyendo

Anuncios

Devoluciones en caliente: el fin no justifica los medios

Paquita SauquilloFrancisca Sauquillo. Abogada. Presidenta de Movimiento por la Paz

A mediados de este mes de diciembre  el Congreso de los Diputados  aprobó la Ley de Seguridad Ciudadana. Ya de por sí, había mucho que decir sobre la norma, sobre su necesidad, sobre su justificación, sobre el recorte de derechos que supone, sobre la indefensión que puede generar o sobre un largo etcétera.

Sin embargo cuando el estado de opinión sobre la norma estaba hecho, la introducción en el último momento, a través de enmienda y por una disposición final, de lo que pretende ser la legalización de una práctica ilícita e ilegal como son las llamadas “devoluciones en caliente”, ha conseguido rematar el texto.

Mediante disposición final se introducía un nuevo precepto que vendrá a modificar la Ley Orgánica de Extranjería, con el siguiente párrafo:

Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla, intentando el cruce no autorizado de la frontera de forma clandestina, flagrante o violenta, serán rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España. Sigue leyendo

La hora de la justicia para las víctimas en Guatemala

web 2Baltasar Garzón, Presidente de FIBGAR

La Corte de Constitucionalidad, en su sentencia del 13 de agosto de 2013, estableció que: “… son inadmisibles las disposiciones de amnistía, las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables de las violaciones graves de los derechos humanos tales como la tortura, las ejecuciones sumarias, extralegales o arbitrarias y las desapariciones forzadas, todas ellas prohibidas por contravenir derechos inderogables reconocidos por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos…”

De nuevo, y, a pesar de esta contundencia y de la jurisprudencia establecida por tribunales internacionales, en forma constante y reiterada, la sombra de la duda y la amenaza de la impunidad, se cierne sobre las víctimas del genocidio en Guatemala, pretendiendo proteger a uno de sus máximos exponentes, el exgeneral y dictador Efraín Ríos Montt. La valentía de un pueblo y de sus instituciones se demuestra por la contundencia en la protección de los derechos de sus ciudadanos y por la entereza de los tribunales frente a quienes los desconocen y generan espacios antidemocráticos de vergüenza, corrupción y olvido de la primera y fundamental regla de una democracia, cual es que el poder reside en aquel y que todo abuso debe ser sancionado, antes o después, para garantizar la propia supervivencia del Estado de Derecho.
Sigue leyendo

Las mujeres, esas supervivientes natas

DSC_0041

Andrea Rullán. Periodista especialista en DDHH y voluntaria en FIBGAR.

Hace diez años que entró en vigor la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género.  Una década de esfuerzos legales por visibilizar la violencia verbal, sexual, económica y física que existe dentro del hogar y los prejuicios a los que se tienen que enfrentar las mujeres, víctimas de la violencia machista y protagonistas de situaciones traumáticas.

Diez años en los que se ha avanzado mucho, pero que también han servido para evidenciar una realidad que aún parece lejos de difuminarse en el tiempo. En esta década, 762 mujeres han muerto a manos de sus parejas o exparejas, 50 de ellas en este año que termina, según los datos del Ministerio de Sanidad.

Sin embargo, las cifras varían si echamos un vistazo a los datos ofrecidos por Feminicidio.net, que elevan los datos de víctimas hasta las 100 mujeres en los últimos doce meses. La Ley no encuadra los asesinatos ejercidos por varones sobre mujeres, ajenos a cualquier tipo de relaciones afectivas. Sigue leyendo

“La cultura conciencia sobre la enormidad de los crímenes franquistas”

Para web“El arte, la cultura, el cine, el teatro, los documentales están vinculados a los Derechos Humanos e influyen más que muchas decisiones porque generan una dinámica de opinión. Hay grandes crímenes que no se conocerían sino a través de ese trabajo y el Holocausto de no ser por su presencia en películas, en libros… podría haber quedado olvidado. Basta con ver el Guernica de Picasso para entender lo que ocurrió…” El juez Baltasar Garzón se expresó así en el debate celebrado tras  la última representación en Madrid de la obra de teatro Granos de uva en el paladar.

Dijo Garzón que ahora en España La cultura conciencia a la sociedad sobre la enormidad de los crímenes franquistas”a través del cine, del teatro, de los documentales “Esta realidad está llegando a la sociedad y ello hace que no se pueda decir ‘yo no lo sabía’. Del mismo modo que cuando el informe sobre Guantánamo llegó al Senado de EEUU, ya se conocía por el cine.  Una obra como Granos de Uva en el Paladar dice más sobre la memoria histórica de lo que dicen mil folios y te conciencia y te motiva”. Sigue leyendo

Adolfo y el inicio de la Jurisdicción Universal

01_JURISDICCIÓN UNIVERSAL_A (1)

Con Motivo de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos, FIBGAR realizó la campaña 7Días 7DDHH, en la que nuestros expertos analizaron diversos aspectos y asuntos sobre los que hoy debemos recapacitar. En primer lugar: Jurisdicción Universal

Selma Gil Díaz, abogada de FIBGAR. Víctor Práxedes Saavedra Rionda, abogado. Voluntario de FIBGAR

Argentina. Primera quincena de julio de 1977. Adolfo recibe una llamada. Ha de presentarse en “El Dorado” a las 17:00 horas de la tarde vestido de civil. Van a “trasladar” a cerca de 25 personas. Acude. Baja al sótano y está presente cuando se suministra la primera dosis a los 25 congregados y les hacen bailar al son de música brasileña para “celebrar su suerte”. Ya los  están subiendo a un avión, pequeño – un Skyban – donde, antes del traslado,  ingieren la segunda dosis.

El apellido de Adolfo es Scilingo, militar argentino; las dosis son de pentotal y “trasladar” deviene un eufemismo para la eliminación sistemática por diversos métodos de todo aquel que pensara distinto, o que pensara más allá de la dictadura. En esa tarde de julio, la elección fue la de arrojar a aquellos 25 inocentes al mar. Sigue leyendo

Guantánamo: la hora de la justicia

FVMPHOTO_043BBaltasar Garzón. Presidente de FIBGAR

Estados Unidos, hoy, tiene más de dos millones de reclusos. Entre ellos no se contabilizan los 137 que quedan en la prisión de Guantánamo, como ninguno de los que les antecedieron en la misma. Seguramente aquellos presos oficiales no sufrirán las técnicas de tortura que han padecido los denominados enemigos encerrados en una isla de impunidad bajo el Programa de Rendición, Detención e Interrogatorio, creado por George W. Bush, el 17 de septiembre del 2001 y que permitió a la CIA desarrollar métodos como el waterboarding (ahogamiento simulado), walling (golpear contra el muro), humillaciones y violencia sexual, golpes, amenazas de muerte, privación de sueño, “hidratación y alimentación rectal”, entre otras, en forma sistemática, hasta el cierre de ese siniestro programa en el 2009 por orden del presidente Obama, quien, sin embargo, no exigió al fiscal general que abriera ninguna investigación pero sí pidió “comprensión” para los torturadores.

El informe del Senado hecho público el 9 de diciembre del 2014 constituye la escenificación de la barbarie de un sistema que perdió toda referencia humanitaria y que olvidó el Estado de derecho en las cloacas de los centros de detención clandestinos, prisiones secretas y en cada golpe o humillación sobre personas desvalidas, privadas de los más elementales derechos. La justificación de la necesidad de aplicar estos métodos para combatir el terrorismo, además de constituir una aberración jurídica, es falsa y soporta un engaño de más de doce años, compartido por muchos gobiernos y sistemas judiciales que han permanecido en un ominoso silencio. La vergüenza se extiende a todos aquellos países cuyos dirigentes han consentido y siguen consintiendo las ilícitas acciones de las agencias norteamericanas y de quienes les ayudan o soportan.

Sigue leyendo