Alumnos de Bachillerato del Instituto San Isidro presentan un corto y un hip hop sobre la memoria histórica

portada ok“La memoria en España fue eliminada durante muchas décadas, porque existe una obsesión por hacerla desaparecer. La Transición convirtió la memoria en olvido.  Pero el Estado tiene la obligación de protegernos a todos y de reivindicar a todas las víctimas, porque parece que algunos siguen creyendo que hay víctimas de primera, de segunda y algunas sin reconocer”. El juez Baltasar Garzón se expresó ante un auditorio de jóvenes estudiantes de Bachillerato del Instituto San Isidro, protagonistas de los talleres sobre Memoria Histórica realizados por la Fundación Internacional Baltasar Garzón, que presentaron el fruto de su trabajo: un corto titulado Prohibido recordar y un hip hop reivindicando la necesidad de conocer la propia historia.

Sigue leyendo

La hora de la justicia para las víctimas en Guatemala

web 2Baltasar Garzón, Presidente de FIBGAR

La Corte de Constitucionalidad, en su sentencia del 13 de agosto de 2013, estableció que: “… son inadmisibles las disposiciones de amnistía, las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de los responsables de las violaciones graves de los derechos humanos tales como la tortura, las ejecuciones sumarias, extralegales o arbitrarias y las desapariciones forzadas, todas ellas prohibidas por contravenir derechos inderogables reconocidos por el Derecho Internacional de los Derechos Humanos…”

De nuevo, y, a pesar de esta contundencia y de la jurisprudencia establecida por tribunales internacionales, en forma constante y reiterada, la sombra de la duda y la amenaza de la impunidad, se cierne sobre las víctimas del genocidio en Guatemala, pretendiendo proteger a uno de sus máximos exponentes, el exgeneral y dictador Efraín Ríos Montt. La valentía de un pueblo y de sus instituciones se demuestra por la contundencia en la protección de los derechos de sus ciudadanos y por la entereza de los tribunales frente a quienes los desconocen y generan espacios antidemocráticos de vergüenza, corrupción y olvido de la primera y fundamental regla de una democracia, cual es que el poder reside en aquel y que todo abuso debe ser sancionado, antes o después, para garantizar la propia supervivencia del Estado de Derecho.
Sigue leyendo

Guantánamo: la hora de la justicia

FVMPHOTO_043BBaltasar Garzón. Presidente de FIBGAR

Estados Unidos, hoy, tiene más de dos millones de reclusos. Entre ellos no se contabilizan los 137 que quedan en la prisión de Guantánamo, como ninguno de los que les antecedieron en la misma. Seguramente aquellos presos oficiales no sufrirán las técnicas de tortura que han padecido los denominados enemigos encerrados en una isla de impunidad bajo el Programa de Rendición, Detención e Interrogatorio, creado por George W. Bush, el 17 de septiembre del 2001 y que permitió a la CIA desarrollar métodos como el waterboarding (ahogamiento simulado), walling (golpear contra el muro), humillaciones y violencia sexual, golpes, amenazas de muerte, privación de sueño, “hidratación y alimentación rectal”, entre otras, en forma sistemática, hasta el cierre de ese siniestro programa en el 2009 por orden del presidente Obama, quien, sin embargo, no exigió al fiscal general que abriera ninguna investigación pero sí pidió “comprensión” para los torturadores.

El informe del Senado hecho público el 9 de diciembre del 2014 constituye la escenificación de la barbarie de un sistema que perdió toda referencia humanitaria y que olvidó el Estado de derecho en las cloacas de los centros de detención clandestinos, prisiones secretas y en cada golpe o humillación sobre personas desvalidas, privadas de los más elementales derechos. La justificación de la necesidad de aplicar estos métodos para combatir el terrorismo, además de constituir una aberración jurídica, es falsa y soporta un engaño de más de doce años, compartido por muchos gobiernos y sistemas judiciales que han permanecido en un ominoso silencio. La vergüenza se extiende a todos aquellos países cuyos dirigentes han consentido y siguen consintiendo las ilícitas acciones de las agencias norteamericanas y de quienes les ayudan o soportan.

Sigue leyendo

El crimen transnacional, a debate, en la universidad Libre de Bogotá

Heidi Abuchaibe, Directora de FIBGAR Colombia, ha asegurado que para la fundación es de suma relevancia haber podido aportar las nuevas formas de investigación del delito, especialmente en la coyuntura actual de reestructuración de la Fiscalía de su país, al análisis desarrollado en el marco del curso ‘Criminalidad transnacional y organizada: estrategias para la investigación judicial’, celebrado en la Facultad de Derecho de la Universidad Libre de Bogotá.

Diplomado Colombia Noviembre 2Abuchaibe destacó igualmente la puesta en marcha de un nuevo enfoque de investigación de las estructuras criminales bajo criterios de análisis de redes y contexto. En referencia al equipo de trabajo con que contó la iniciativa académica, declaró que “es un orgullo haber tenido un grupo tan dinámico y proactivo, que se interesó por las temáticas que son el presente y futuro de la Fiscalía, en un momento coyuntural para el país enmarcado en el proceso de paz”.

Sigue leyendo

Impunes y corruptos

Portada

Baltasar Garzón. Presidente
de FIBGAR

Hoy en España existe una sensación generalizada de que políticos de todos los niveles, empresarios, jueces, miembros de la familia real, esposas, hijos, cuñados, yernos y primos segundos, y en general cualquiera con acceso la más mínima parcela de poder, hasta el pequeño Nicolás incluido, se consideran impunes a la hora de corromper y corromperse.

La ciudadanía clama contra tanto corrupto mangante con cuentas en Suiza y paraísos fiscales, fruto de comisiones y acuerdos inconfesables. No hay más que ver el barómetro de noviembre recién publicado del CIS en el que un 63,9% de los españoles consideran la corrupción el principal problema en España, frente al 42,7% del mes de octubre.

Al realizar el sondeo, había estallado la Operación Púnica, con más de 30 detenidos entre alcaldes y cargos públicos como lo fuera Francisco Granados, número dos de Esperanza Aguirre. Se conocieron también los gastos en viajes del presidente extremeño, José Antonio Monago, gastos que sugieren al menos una visión poco edificante sobre la utilización de los fondos públicos. También se obtuvo la impresión de que al presidente del Congreso no parecía importarle en exceso el control de los gastos oficiales de los diputados.

Fue en estas circunstancias, un día después del señalamiento de la ministra de Sanidad Ana Mato por el juez como partícipe lucrativa en el caso Gürtel y ante la proximidad de unas elecciones municipales, cuando Mariano Rajoy extrajo del baúl de los recuerdos 70 medidas de regeneración democrática, la mayor parte atascadas en el Congreso por voluntad de la mayoría absoluta de su partido, pero anunciadas ahora con alharacas en un vano intento de recuperar la confianza de los españoles en sus dirigentes.

Sigue leyendo

La historia de una televisión devastada

BaltasarGarzón TempsdesilenciEra la mañana del 29 de noviembre de 2013, la policía entraba en la sede de la Radiotelevisión Valenciana para desalojar a los trabajadores y poner fin a las emisiones de Canal 9 y Ràdio 9. Días antes, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, había anunciado el cierre de RTVV después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana declarase nulo el ERE por el que había sido despedido el 70% de la plantilla. El cierre de RTVV supuso un hecho histórico para el periodismo y los medios de comunicación públicos de nuestro país, cuyo único precedente a nivel europeo lo encontramos en el cierre de la Radiotelevisión pública de Grecia.

En el contexto de crisis económica y social que vive España y Europa,  las medidas económicas de ajuste y reducción del gasto público han hecho que los gobiernos de los Estados disminuyan la inversión en servicios públicos. Los recortes en sanidad, educación y servicios sociales nos han acompañado durante los últimos años. Así, los medios de comunicación públicos también se han visto afectados por la tijera de la austeridad. El mejor ejemplo de ello, el cierre de RTVV. Sigue leyendo

El cine, un aliado de los Derechos Humanos

Desde su aparición y su posterior desarrollo como elemento esencial de la cultura de masas, el cine se ha mostrado como una herramienta capaz de transmitir emociones, ideas, e incluso como medio para la propaganda política. Como elemento cultural y artístico, el cine desprende una ideología. A través de las historias y discursos a los que podemos acceder a través del él, bien sean ficción o realidad, se nos hacen llegar una serie de valores que ofrecen una visión determinada del mundo, un marco a través del que percibir y filtrar la realidad.

La propia historia del cine nos ha demostrado que su poder emocional es enorme. Tanto a través de los recursos narrativos como los propiamente cinematográficos, el cine contribuye a reforzar, modificar o cambiar nuestro sistema de creencias. Si pensamos en la relación que existe entre el cine y los Derechos Humanos, podemos observar que es difícil encontrar creaciones en las que los Derechos Humanos no estén presentes o implicados de alguna manera. Sin embargo, también existe un cine en el que los Derechos Humanos se tornan protagonistas de la narración, jugando un papel destacado en la historia. Sigue leyendo